Aquel juego tan extraño.

Esa noche se estrenaba la feria en el pueblo. Desde las primeras horas se sentía la agitación y algarabía para tenerlo todo listo y a tiempo a la hora señalada para la inauguración de la gran fiesta. En un ir y venir incesante, la feria mostraba sus primeras formas. Aparecían los puestos para la comida, se ensamblaban los distintos juegos y así sucesivamente se construía el sitio para el disfrute y regocijo de todos. La explanada que servía de escenario a la feria poco a poco mostraba otra apariencia, se llenaba de alegría, música, colores y voces.

En el área de los juegos, frente a uno de ellos, en una construcción pequeña y muy parecida a una casita, se habían reunido varios perros del parque a jugar. Uno de ellos estaba parado frente a la puerta pues antes de entrar le gustaba escuchar lo que comentaban sus amigos que subían y bajaban de casi todos los juegos con gran frenesí. Allí estuvo un rato este perro, quieto frente aquel juego de la pequeña casa, viendo como entraban y salían sus amigos, los otros perros y a quienes les preguntaba: Te ha gustado? Cómo es? De qué se trata este juego?

Para su asombro y provocándole una gran curiosidad, no comprendía cómo era posible que recibiera respuestas tan disímiles y extremas de unos y otros perros. Hubo algunos que le dijeron: es lo más divertido que existe, te encuentras a muchos otros perros como tú que te saludan, brincan, se alegran y enseguida comienzan a jugar contigo, me encantó!! No te lo pierdas!!! Y otros perros que salían muy disgustados, le decían: es el peor juego que he conocido en mi vida, todos te ladran, te gritan, te agreden, te dan la espalda, están todos muy enojados allá adentro.

El perro que aún no había entrado al juego, no salía de su asombro ante comentarios tan diametralmente opuestos sobre un mismo lugar y una misma experiencia. Cómo era posible que aquello que a unos les resultaba la mayor diversión, para otros había sido lo peor que habían conocido? Movido por los deseos de averiguar qué pasaba allí y buscando satisfacer su curiosidad creciente, quiso probar cuanto antes aquel juego tan intrigante. Para llegar a la entrada tuvo que pasar antes por delante del cartel donde aparecía el nombre del juego. Allí se detuvo y pudo leer: “La casa de los espejos”. Y entonces, lo comprendió todo.

Ocurre con bastante frecuencia que así también es la vida, como un espejo que nos devuelve la cara que le ponemos. Escoge bien que cara le pones a la vida porque es muy probable que sea la misma que te regrese de vuelta. Con nuestra actitud creamos nuestra vida y nuestra realidad. Es muy posible que aquello que vemos en los otros también sea nuestro, para bien o para mal. Tal vez y sin darnos cuenta, proyectamos en los otros aquello que negamos o rechazamos de nosotros mismos, nuestros temas no resueltos y que habitan casi siempre en nuestro inconsciente. Del mismo modo que nos gusta en los otros aquello que nos complace de nosotros mismos. Se trata de detenernos a observar y reflexionar que tanto de lo que vemos afuera y en los otros es también nuestro, para descubrir cómo son los lentes a través de los cuales miras la vida y todo cuanto en ella acontece.

Cuántas veces decidimos de manera categórica y unilateral que el otro está mal, que es su culpa, juzgamos al otro y nos llenamos de excusas para justificar nuestro comportamiento, considerando que el problema son los demás. En esos casos, nos vendría muy bien detenernos a analizar nuestra parte, cómo y cuánto has contribuido tú a la situación o al conflicto que estas viviendo.

Entreguemos nuestra mejor cara a la vida, la más amplia de nuestras sonrisas, aquello que deseamos que nos sea entregado de vuelta, lo que deseamos recibir. Y a su vez, procuremos tratar a los otros de la misma manera que nos gustaría ser tratados. Y tú, que cara le pones a la vida?

Advertisements

6 thoughts on “Aquel juego tan extraño.

  1. Como siempre, muy bueno y acertado.

    Qué elecciones! Tener que ver la cara asquerosa de Lord Voldemort y aguantar sus abusos cuatro años más! : (

    Besos!

    • Gracias, Coky querida por estar aquí y dejarme tus comentarios. Entiendo como te sientes después del resultado de las elecciones. Animo que la esperanza es lo ultimo que se pierde.
      Te mando un abrazo.

  2. Betti,

    Muy lindo y cierto…gracias!

    El 20 de Noviembre a las 8pm, me presento en una lectura dramatizada, Cita a Ciegas, parte de la feria del libro. Teatro Prometeo, MDC, Downtown. Entrada y parqueo gratis (parqueo es en la 5 calle y 2nda avenida en el campus)

    Es una obra de Mario Diamont, dramaturgo Argentino y profesor en FIU. Es una obra sencilla pero preciosa…sobre el amor, “encuentros y desencuentros”

    Abrazos,

    Juan

    • Querido Juan…que alegria tenerte por acá. Gracias por tu compañía en este espacio.
      Que bien que presentaras esta obra. Allí estaremos con mucho gusto para disfrutarla, con lo que comentas sobre ella se antoja muchísimo!!!
      Le pasare la información a varias amistades que creo les gustaría ir a verla.
      Un abrazo muy fuerte.

  3. Querida Betti, ojalá pudieramos todos los mexicanos ver con una cara distinta a nuestra gente , a nuestro país y tomar todo lo bueno que tiene y es México para darle un giro a estos momentos tan difíciles que pasa el país, seguramente hay mas que menos..

    Un abrazo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s