El Poder de elegir.

En la vida casi siempre existen personas con las que tenemos una relación complicada y que por alguna o más de una razón, esta no fluye de manera natural. La dinámica de la relación suele ser de muchos roces, tropiezos, malos entendidos e interpretaciones, todo lo cual genera malestar y problemas de comunicación. Este tipo de relaciones suele presentarse en cualquiera de los ámbitos donde transcurre nuestra vida: laboral, familiar o nuestro entorno inmediato.

El enojo, la frustración, el disgusto, la tristeza, junto a todo el torbellino de pensamientos y emociones negativas que sentimos, no serán nunca un buen lugar desde donde tomar decisiones sobre nuestras relaciones y tenemos altas probabilidades de engancharnos en una batalla de Egos. Los pensamientos negativos provocan en nosotros un torrente de emociones del mismo tipo que nos hacen sentir muy mal. Cuando estos pensamientos negativos y emociones asociadas nos rebasan, casi siempre reaccionamos  desde la trampa del Ego, aquello que asumimos e interpretamos y que nos separa, divide y juzga.

Todos somos capaces de lograr lo que deseamos en nuestras relaciones, al menos en la parte que nos toca, cómo me quiero sentir y cómo quiero estar. Se trata de poner nuestra atención en encontrar soluciones en lugar de entregar nuestra energía al problema. Donde pones tu atención, crece. Tengo la certeza de que cada uno de nosotros ha llegado a este mundo con los recursos necesarios para encontrar soluciones. Contamos con toda la capacidad y los recursos interiores  para ser y estar lo mejor posible en esta vida. Dentro de nosotros se encuentran las respuestas que buscamos, sólo tenemos que darnos el tiempo, el espacio y el silencio para escucharlas.

Uno no tiene el poder de controlar lo que ocurre en el mundo exterior, cómo son los otros, cómo van  actuar o comportarse en la relación, pero tenemos todo el poder de elegir cómo queremos responder ante cada situación: si vamos a reaccionar en automático desde la niebla del Ego, el torrente de pensamientos y emociones negativas; o por el contrario, vas a elegir las acciones desde tu Ser, esa dimensión interior y profunda en cada uno de nosotros, tu esencia, tu sabiduría y paz interior. Se trata de ejercer el poder de elegir.

Podemos comenzar situándonos en la posición de observador, de mí, del otro y de la relación, para analizar de la manera más objetiva posible la situación, lo sucedido, el hecho. Salirnos del torrente de pensamientos, interpretaciones, condicionamientos mentales, lo que hemos asumido y demás trampas de la mente (Ego) con toda su repercusión emocional. Una de las manera más efectiva para salirnos del torbellino de pensamientos negativos que nos producen sufrimiento, malestar, frustración, enojo, disgusto, al tiempo que nos conectamos a nuestro Ser, será concentrarnos en nuestra respiración. Poner toda tu atención por unos minutos únicamente en tu respiración, lo cual te sitúa en el momento presente y ayuda a silenciar tu mente. Tomar tiempo y distancia para ti, para conectarte a tu guía interior, tu intuición y desde allí decidir cómo quieres actuar.

Se trata de encontrar tu manera para desprenderte de aquel o aquellos pensamientos que te hacen sentir mal y que decidiste creerte de manera inconsciente, al mismo tiempo que te conectas con ese espacio dentro de ti de sabiduría y paz, desde donde tomar las mejores decisiones. Lograr identificar cuál es el pensamiento que te provoca esas emociones para cuestionártelo. Es este pensamiento cierto? Puedo estar absolutamente convencido de que esto que pienso es cierto? Qué pasa una vez que decido creerme este pensamiento, cómo reacciono? Cómo sería yo sin este pensamiento?

Observar desde tu Ser cuál es la situación, lo ocurrido, el hecho sin interpretaciones ni pensamientos asociados. Saber qué es lo que quieres lograr, cómo te quieres sentir, cómo quieres estar. Sin hacer nada más, solo observar desde tu Ser. Una vez que sepas aquello que deseas lograr, explorar cuál o cuales serían las soluciones para llegar allí, trata de considerar al menos más de tres opciones. Cuáles son las acciones que mejor te garantizan alcanzar lo que tú quieres en la relación y de la situación. Comenzar con el final en mente y explorar las opciones para lograr lo que deseas.

Se trata de evitar reaccionar en automático para de este modo intentar no repetir los viejos patrones y conductas que te llevarán irremediablemente a obtener los mismo resultados. Dejar de engancharnos y encontrar otros caminos y soluciones para lograr resultados diferentes. Cada quien encontrará su manera porque lo que funciona para unos puede que no funcione para otros, por fortuna todos somos diferentes.

Encontrar tu manera de ganar tiempo para decidir cómo quieres responder y diseñar tus acciones para lograr aquello que deseas. Dar un paso afuera para conectarnos adentro. Dentro de ti está desde siempre todo lo que necesitas.

Advertisements

4 thoughts on “El Poder de elegir.

  1. Excelente artículo. En el entorno actual, la expectativa de la gente es que se responda inmediatamente a cualquier situación. Es de sabios tomar distancia, meditar y responder desde la objetividad y sabiduría especialmente en relaciones difíciles. La pausa y la reflexión son herramientas poderosas poco usadas. Gracias por recordárnolso.

  2. Betti, gracias. Leo este articulo y me remite a un drama personal que por suerte quedo en el pasado. Gracias, amiga preciosa, por tus palabras. Es cierto que tomar distancia y meditar nos ayuda siempre a ver las cosas mas claras. Solo agregaria que tambien hay que tener fe en uno mismo y quererse. Porque hay relaciones de estas –ya sean de pareja o “las pestes emocionales” en el medio laboral o estudiantil– que pueden hacer bastante daño si no nos conocemos bien. Tus textos son como el buen vino: mejoran con el tiempo. Un abrazote.

    • Is queridísima…así es. Se trata de recordar que tenemos el poder de elegir como queremos responder ante las situaciones y las personas en cualquiera de los ámbitos donde transcurre nuestra vida. Reconocer nuestro poder para decidir como queremos responder a lo que ocurre afuera. Lo que mencionas sobre confiar en uno mismo y quererse es esencial, es el fundamento desde donde todo lo demás es posible, es lo que nos sostiene y confirma en cada paso del camino. Gracias, tesoro por estar aquí !!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s